DOS INYECCIONES DE FACTORES DE CRECIMIENTO CONTROLAN LA INFLAMACIÓN